Después de las fiestas de Halloween🎃 y una que otra fiesta infantil hemos juntado bastantes dulces, ahora … ¿Qué haremos con ellos?

Quienes me conocen saben que limito el consumo de dulces en mis hijos, sin embargo, no es una prohibición en la casa, ya que cuando le niegas algo a los niños, con más ganas lo van a querer. Lo que hago es explicarles que si quieren pueden comer un dulce después de la fiesta y que el resto lo guardaremos para compartir con otros niños.

Ellos saben que los dulces tienen mucha azúcar que hace daño a sus dientes y a su cuerpo. Así que lo que hicimos fue hacer bolsitas que donaremos a posadas para niños de escasos recursos e invitamos también a los primos a hacer lo mismo con sus dulces 😉

¿Se han dado cuenta como se ponen los niños cuando comen dulces? El problema, además del azúcar en los dulces, es la cantidad de colorantes y aditivos que contienen. En realidad no estamos haciendo más felices a los niños cuando les damos un dulce sino que estamos fomentando una adicción que va incrementando y posteriormente la necesidad de comer azúcar aumenta ocasionado problemas de obesidad, diabetes, cáncer, problemas cardiovasculares y dentales.

¿Sabías que el azúcar no tiene ingesta diaria recomendada, sino un máximo tolerado y en los niños es de 3 a 4 cucharadas al día? Así que vigilemos lo que comen nuestros niños ya que es nuestra responsabilidad enseñarles a cuidar su cuerpo.

Si bien nadie nos enseña a ser papás, podemos echarnos la mano entre nosotros. Espero que esto te sirva y si tienes alguna recomendación compárteme tus comentarios y experiencias para que yo y otras mamás las pongamos en práctica

Visítame en mis redes sociales y encuentra más tips, recetas y consejos para ti y tu familia.