El primer mes del año se está terminando.

¿Recuerdas lo que te propusiste mientras te comías las uvas el 31 de enero? Yo cada año pensaba en lo mismo: “Este año voy a bajar de peso”, “Voy a comer más saludable”, “Voy a seguir la dieta al pie de la letra”, etc… Sin embargo, este año fue diferente, mis propósitos han cambiado por que me he dado cuenta que yo he cambiado.

Desde hace unos años que empecé con la alimentación saludable. Dejé de preocuparme por la cantidad de calorías que consumía en el día o si solo debía comer productos light para bajar de peso. También aprendí que las emociones están ligadas con lo que comemos y que somos un equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu. Ahora que tengo niños, también me he dado cuenta de que somos un ejemplo de lo que hacemos, comemos y decimos (tengo en casa a los mejores alumnos e imitadores del mundo). Todo lo que hacemos como papas ,tanto cosas buenas como cosas malas, las van a copiar.

Sin embargo, no ha sido un camino fácil. He pasado por todas las etapas desde la resistencia al cambio hasta el abrir mi mente a nuevas alternativas y realmente escuchar a mi cuerpo para darle lo que necesita como comida nutritiva y descanso. Igual pasó con mi familia, el cambio ha tenido que ser lento y paulatino, pero veo los resultados de estar sanos y disfrutar comer de manera saludable, sin verlo como un castigo o un sacrificio, sino algo normal en la mesa de nuestra casa.

Por temas de salud y adaptación, me di cuenta que el cambio estaba en mis manos, es por eso que decidí meterme a estudiar. Primero para ayudarme a mi y a mi familia y una vez que aprendí me di cuenta de los errores que había estado cometiendo pensando que lo que comíamos era “sano”, entonces me di a la tarea de darlo a conocer y compartir lo que hago, así como lo que funciona para mí y para mi familia. Una de las certificaciones que estudie es el de Coach en Cambio de Hábitos, en donde aprendí sobre romper paradigmas y hacer de las cosas positivas una rutina en mi vida.

Esta semana están empezando las inscripciones con descuento, así que si quieres aprovechar esta oportunidad ahora es el momento de tomar este curso en línea. Hazlo por ti.

Comparte salud

Certifícate hoy en línea