Platicando con muchas mamás me he dado cuenta que una de las principales inquietudes es que los niños no comen como quisiéramos y eso nos causa estrés y preocupación, sobre todo cuando son niños pequeños. Es por eso que me gustaría compartir contigo estas 5 prácticas para que tus niños coman de manera saludable y tú como mamá estés más tranquila de que estás haciendo un buen trabajo:

1. Seamos flexibles y pacientes. Tanto los buenos como los malos hábitos toman tiempo para adquirirlos y ver resultados, el hecho de comer una naranja un día no quiere decir que con eso estas protegida para la temporada de gripas o que si te comes un dulce se te van a picar los dientes en ese momento, todo es cuestión de ir adicionando más de lo bueno para que sea desplazado por lo malo. Por ejemplo, ponerle un poco de avena al cereal comercial que consumen o ir diluyendo progresivamente el jugo comercial que actualmente toman.

2. No insistas. Los niños finalmente son personas, trátalos como a ti te gustaría que te traten, ¿a poco no te sientes incómodo cuando te ofrecen más de comer y te sientes satisfecho? ¡pues a ellos también! si no quieren comer más es porque es suficiente comida lo que ingirieron, por lo tanto, al insistir que coman una cucharada más, solo estaremos fomentando el hábito de comer aun cuando no tengan hambre.

3. Pongamos el ejemplo y seamos congruentes. Este es un vivo ejemplo de lo que viví con mi hija mayor, le preparaba jugos y licuados de verduras y nunca se los quiso tomar hasta que vio que yo los preparaba para mí. Ahí fue cuando se animó a tomárselos y hasta se los acababa. Por lo tanto, si queremos que los niños coman sano, pongamos el ejemplo nosotros.

4. Asociar la vida saludable con algo positivo. Los niños son muy inteligentes y entienden todo lo que les explicamos, así que digámosle p orque deben comer frutas, verduras, tomar agua natural, dormir temprano y todos los beneficios que tendrán en su cuerpo.

5. Involucra a los niños en la preparación de los alimentos. A los pequeños les gusta sentirse útiles y aprender cosas nuevas así que una manera en la que se animarán a probar alimentos nuevos es involucrarlos en el proceso (esto incluye desde la compra hasta la preparación). Cuando participan en la elaboración de la comida se sienten parte del proceso y es más fácil que se lo coman. Aquí te comparto un recetario de postres saludables que puedes realizar junto con tus niños. A mis hijos y a mi nos encanta en especial este recetario porque es muy amigable y las recetas están deliciosas 😊:

Descárgalo aquí:  https://go.hotmart.com/K6835245T

Y finalmente no te sientas culpable por nada. Todas hacemos lo mejor que podemos con lo que sabemos, es mejor mirar hacia adelante e informarnos de manera correcta sobre los alimentos que les damos todos los días a nuestros niños, pero recuerda no dejarte llevar por la mercadotecnia. Los niños disfrutan más de su infancia si están sanos y tú como mamá también.

Espero que te funcionen estos tips y que nos compartas algunos que hayas utilizado y te hayan servido.